Prótesis de cadera: ¿compatible con la práctica del sexo?



Aproximádamente el 90 % de los pacientes a los que se les ha implantado una prótesis de cadera tiene necesidad de información sobre sexualidad. A esta conclusión ha llegado el Dr. Stefan Grote (Munich - Alemania) tras efectuar un metaanálisis de varios estudios sobre el tema. La pregunta que más frecuentemente es formulada por los pacientes se refiere a si el coito es todavía posible y en qué posición lo pueden efectuar.

A este tipo de pacientes se les suele aconsejar la postura del misionero. La postura en cuchara, el sexo realizado teniendo a la mujer de espaldas, también está permitida por los galenos, pero sólo si efectúa tumbado o de pie.

La elección de una postura u otra también depende de si es el hombre o la mujer el portador de la prótesis de cadera. Si es el hombre el que la tiene, los cirujanos traumatólogos aconsejan cinco posturas diferentes, entre ellas la de cabalgar. Si es la mujer la que tiene la prótesis, los médicos aconsejan sólo tres. En el caso de que sean ambos portadores de prótesis, sólo se aconseja una postura, la de cuchara, pero de pie.

Según informa el Dr. Grote, la mayor parte de los médicos aconsejan abstinencia coital de una a tres meses posteriores a la operación. En un recambio de prótesis, se aconseja un periodo de abstinencia aún mayor, todo dependiendo de cómo se lleve la rehabilitación y de la regeneración ósea y muscular.

Por último cabe señalar que sólo un 20 % de los médicos informa sobre estas cuestiones a sus pacientes.